Application Management

No pierdas de vista estas 6 tendencias de Open Source

Hoy en día, el Open Source alimenta el Internet, gran parte de la infraestructura de cloud computing, miles de compañías en todo el mundo y una amplia gama de tecnologías, incluido el software utilizado en vehículos motorizados, dispositivos de consumo, sistemas domésticos y más.

Y a pesar de ese crecimiento, millones de desarrolladores continúan dedicando innumerables horas al desarrollo de nuevos proyectos. A mediados de 2018, más de 24 millones de desarrolladores en más de 200 países habían contribuido a unos 67 millones de repositorios de proyectos; para casi todas las necesidades de software de los clientes, es probable que haya un proyecto de código abierto trabajando en el problema.

Con toda esta actividad en el mundo, algunas tendencias de Open Source podrían ser aún más importantes para los negocios en el futuro.

Open Source en las empresas

Actualmente, la inversión e implementación de tecnologías basadas en Open Source incrementa cada vez más. Organizaciones y empresas han descubierto que el código abierto les permite acceder a soluciones innovadoras de primer nivel, certificadas, estables, interconectadas con otras tecnologías y, sobre todo, a un costo accesible.

Las actualizaciones constantes sin costo adicional, soporte y servicios personalizados que necesite la empresa, su ágil acceso e implementación y la posibilidad de sumarse a proyectos innovadores que ofrece todo el ecosistema colaborativo Open Source, resultan importantes para acompañar los planes de negocio.

El software de código abierto evita que las empresas dependan de un licenciamiento, convirtiéndose en un factor fundamental en términos de costos e inversiones tecnológicas.

Cloud Híbrido & PaaS

El Cloud Computing es una tecnología que lleva mucho tiempo entre nosotros, tomando cada vez más protagonismo. Sin embargo, la apuesta este año se dirige hacia la nube híbrida.

La nube híbrida combina las cualidades de la nube pública y privada; el cloud público es flexible y escalable, mientras que el cloud privado tiene como ventajas la seguridad y el control. Combinando estas características, es fácil entender los motivos por los que las empresas están apostando por el modelo híbrido.

Dentro de la nube híbrida, se observa una tendencia hacia “Platform as a Service” y aplicaciones en contenedor. Esto permitirá que los desarrolladores puedan actualizar e implementar nuevas aplicaciones de forma continua a través de aplicaciones en contenedores.

Continuidad de IoT, Ciberseguridad, Open Data y Transformación Digital

Estas tendencias se complementan con otras que han sido protagonistas desde el año pasado y seguirán presentes con algunos matices.

La Transformación Digital ha pasado a ser una realidad en el día a día de las empresas; sin embargo, muchas aún no lo llevan a cabo con una estrategia y definida. El problema suele ser que no tienen claro por dónde empezar, lo que prolonga los tiempos de adopción.

Open Data es otra de las tendencias cruciales, sobre todo en el ámbito público. Una de las claves en la transformación digital de organismos públicos que manejan muchos datos, permitiendo una salida más eficiente a la hora de compartirlos y darles valor, evolucionando hacia la era del smart data.

El IoT (Internet of Things) seguirá creciendo. Se observa cómo muchos actores tecnológicos están apostando fuerte por esto; su evolución y estabilización pasará por una estandarización en los próximos años, lo que supondrá un punto muy positivo.

Por último, la ciberseguridad. Durante 2018 se observaron casos muy populares de ciberataques e incidentes de seguridad. Hay que seguir trabajando en la concienciación de las empresas y usuarios, y, como sabemos que la seguridad al 100% no existe, tener planes de contingencia que permitan actuar rápido.