Eventos Inteligencia artificial Tecnología en los negocios

Inteligencia artificial: ¿el futuro de la humanidad?

El futuro de la humanidad y la inteligencia artificial

Urge discutir aspectos éticos de esta tendencia

Sería difícil encontrar un avance tecnológico que haya causado opiniones tan encontradas como la inteligencia artificial (IA): en la opinión de los científicos y futurólogos más optimistas, se trata del avance que potenciará las capacidades humanas.

Para los pesimistas, se puede considerar el último invento de la humanidad, el cual pone en riesgo la civilización tal y como la conocemos hoy en día. Justo por eso nació Versus by KIO Networks: un evento donde Nick Bostrom, Director del Instituto del Futuro de la Humanidad y Sebastian Thrun, fundador de Google X Labs y de Udacity, debatirán sobre esta tendencia y su papel en el futuro de la humanidad.

IA, ¿un riesgo?

En palabras de Nick Bostrom, existen razones para creer que el desarrollo de la IA sin regulaciones y sin límites puede incurrir en daños significativos, tanto por ‘malos actores’ como por gobiernos irresponsables y por la capacidad sin precedentes de la tecnología en sí misma.

Por el alto impacto de tecnologías anteriores (por ejemplo, la fusión nuclear), la política constantemente se desarrolla después de la implementación, lo que puede ocasionar riesgos catastróficos. Bostrom ha comentado en numerosas ocasiones que ante la inteligencia artificial:

“Los seres humanos somos como niños jugando con una bomba nuclear”

El futuro de la humanidad y la inteligencia artificial
Sebastian Thrun siempre ha visto a la tecnología como un camino para lograr que las personas se conviertan en súper humanos.

El temor más recurrente ha sido el de la pérdida de empleos, que supone usar inteligencia artificial en diversos campos

Tan sólo en América Latina, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, están en riesgo entre 36% y 43% de los puestos de trabajo. En China, una fábrica importante de componentes electrónicos ya está trabajando para sustituir a 60 mil trabajadores con una cantidad mucho menor de robots.

Y aún con esta forma de pensar dominando en muchos campos de la ciencia y la tecnología, existen optimistas como Sebastian Thrun, que abogan por un uso positivo de la inteligencia artificial.

“Sí, hay un riesgo de abuso, sin duda. Casi cualquier tecnología representa ese riesgo: tú puedes abusar de un cuchillo de cocina y matar a alguien con él. Pero nosotros (los seres humanos) siempre encontramos una forma de hacer que las cosas sean útiles de manera positiva”.

Los beneficios de usar la inteligencia artificial son impresionantes

En campos específicos del conocimiento, para Thrun, los beneficios de usar inteligencia artificial son impresionantes; relata el caso de Estados Unidos: existe sólo un número limitado de dermatólogos en ese país, y sólo unos pocos pueden detectar cáncer de piel. Pero, si las máquinas pudieran ayudar a los humanos a realizar el diagnóstico, el impacto de su trabajo sería infinito y el beneficio a la sociedad se multiplicaría.

“Una de estas máquinas sería tan buena como un dermatólogo de Stanford”

A favor o en contra, nos encontramos en un punto crucial como sociedad

Es urgente debatir sobre las aristas éticas y legales de las grandes tendencias tecnológicas de nuestro tiempo. El futuro ya nos alcanzó: la inteligencia artificial ya está aquí, y en Versus encontraremos las respuestas a estas preguntas, que tienen mucho de existenciales.