Inteligencia artificial Novedades Tecnología en la salud

Inteligencia Artificial a la mexicana

¿Qué necesita un mexicano para ser considerado uno de los mejores innovadores tecnológicos del mundo?

Más allá de la dedicación, la creatividad y el esfuerzo, se requiere pasión por lo que haces. Seamos honestos, resulta complejo desarrollar un sistema de control mental con inteligencia artificial para mejorar la vida de los pacientes con parálisis motrices, sin embargo, eso no fue una barrera para el mexicano Christian Peñaloza, considerado por el MIT Technology Review como uno de los mejores innovadores menores de 35 años en México 2016.

La combinación exquisita entre trabajo duro y pasión

Christian ha demostrado su pasión por las áreas de aprendizaje automático y neurociencia cognitiva aplicada a las interfaces cerebro-ordenador y a la robótica. Su trabajo se basa en teorías, modelos y colaboraciones de tendencias como inteligencia artificial, análisis cognitivo, reconocimiento de patrones, interacción entre humanos y robots, por nombrar solo algunos.

“Mi interés por estas áreas de investigación está motivado por el deseo de involucrarme en el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan contribuir a una sociedad mejor en el futuro.”

Actualmente trabaja como investigador científico en el Advanced Telecommunications Research Institute International (Japón) y en la Universidad de Osaka. Investiga técnicas de aprendizaje profundo en el laboratorio Hiroshi Ishiguro  y es co-fundador de Mirai Innovation, una empresa mexico-japonesa que desarrolla proyectos mediante tecnologías emergentes.

El proyecto que lo llevó al futuro

La pasión más reciente de Christian está siendo sumamente exitosa en Japón. Mirai Innovation es la empresa con la que desarrolló AURA; un dispositivo que procesa las señales del cerebro, los músculos y el corazón para convertirlos en acciones concretas. Así las personas pueden mover cualquier parte de su cuerpo, con solo pensarlo. 

Esto significa un avance impresionante para la neurociencia, la medicina general y una esperanza para las personas con alguna discapacidad motriz. En cuestiones de rehabilitación, los pacientes podrán controlar una prótesis o silla de ruedas con su mente.

Algo muy importante a recalcar es la visión económica de este desarrollo tecnológico. En Europa, un esquema idéntico al suyo fluctúa entre los 16 mil dólares, él logró reducir el costo a 3,500 dólares con la intención de hacerlo mucho más accesible a los centros de investigación y universidades.

Los alcances de este proyecto son fascinantes, por ejemplo: la industria del entretenimiento podrá beneficiarse de esta tecnología, ya que los videojuegos se controlarán solo con el pensamiento de los jugadores, para tener una experiencia muchísimo más inmersiva. ¿Hasta donde podemos llegar con solo imaginarlo?

“La gente escribirá en las redes sociales con el pensamiento, se podrán evitar accidentes automovilísticos al recibir señales cerebrales del conductor, por poner algunos ejemplos.

¡Esto es el futuro!”

En KIO Networks seguimos la carrera de Christian Peñaloza y su magnífica contribución a la tecnología, por eso te invitamos a que visites la página oficial de este investigador mexicano y que sumes tu pasión a la transformación tecnológica del mundo entero.

Porque si de algo estará hecho el futuro, es de tecnología mexicana.