Centro de Datos Tendencias

Data Centers Edge, críticos para mejorar la experiencia del cliente

Edge Computing

Edge Computing: la tecnología que ayuda a tu empresa a lidiar con los grandes volúmenes de datos que producen los dispositivos, los usuarios y sus muchas interacciones.

Con la explosión de dispositivos conectados a Internet y el auge de brindar cada día una mejor experiencia a los clientes, la arquitectura en la Nube por sí sola ya no es suficiente. Si bien Cloud Computing brinda acceso a procesamiento, almacenamiento e incluso conectividad de manera fácil y rentable, estos recursos centralizados pueden crear retrasos y problemas de rendimiento debido a que ahora los datos se generan prácticamente en cualquier parte y en muchas ocasiones lejos del Centro de Datos o de una Nube pública o privada centralizada.

De ahí el surgimiento de Edge Computing o computación distribuida o perimetral (también conocida como “borde”, “límite” o “frontera”), cuyo principal rasgo es acercar el poder de cómputo a la fuente, es decir, al componente, dispositivo, aplicación o humano que produce los datos y al mismo tiempo proporciona el análisis de datos locales en tiempo real.

“A diferencia de la Nube, Edge no es un estilo de computación sino una topología donde los límites entre los mundos físico y digital están borrosos”. – David Cearley, Vicepresidente de Gartner

 

blog02

 

Ligado a este concepto se encuentra el de Fog Computing o “niebla”, que esencialmente se refiere al estándar que dicta cómo debería funcionar la computación perimetral y qué le resultará imprescindible, ya sea para sentar las bases en la arquitectura de su propio site o en caso de evaluar a un tercero que le brinde los servicios de un data center Edge.

En concreto

Forrester define la computación perimetral como una familia de tecnologías que distribuye datos y servicios de aplicaciones donde pueden optimizar mejor los resultados en un conjunto creciente de activos conectados. De esta manera, la computación perimetral coloca las funciones de adquisición y control de datos, el almacenamiento de contenido que demanda gran ancho de banda y las aplicaciones más cerca del usuario final. Se inserta en un punto final lógico de una red (pública o privada), como parte de una arquitectura de computación en la Nube más grande y tiene cuatro aplicaciones principales:

  1. Impulsar las interacciones en tiempo real con los usuarios, sin importar dónde se encuentren, pues este factor se ha vuelto crítico para mantener su lealtad.
  2. Ser una herramienta efectiva para recopilar información masiva de “cosas”.
  3. Proveer localmente de almacenamiento y convertirse en parte de una red de distribución de contenido.
  4. Fungir como una aplicación en las instalaciones y un instrumento de procesamiento para replicar servicios en la Nube.

Los puntos finos

Al igual que con todas las tecnologías de rápida evolución, implementar y valorar el funcionamiento de las soluciones Edge tiene sus riesgos y entre ellos destaca la seguridad, ya que la computación perimetral aumenta exponencialmente el área de superficie para ataques. De tal suerte que aliarse con proveedores incipientes agrava este riesgo, porque los endpoints no seguros ya se utilizan en ataques distribuidos de denegación de servicio o como puntos de entrada a las redes centrales.

Otra preocupación es que el costo de implementar y administrar un entorno informático Edge puede superar fácilmente los beneficios financieros del proyecto. Además, los proyectos pueden convertirse en víctimas de su propio éxito y en ese momento la escalabilidad puede llegar a ser un problema grave, a medida que proliferan las cosas y personas conectadas a la red.

Finalmente, lo más importante que debe considerar cuando se trata de Edge Computing es establecer lo que se queda en la Nube y mandar el procesamiento táctico, que no requiere tanta potencia, al límite. El riesgo —advierten los expertos— es que, si colocas demasiado en el borde, es fácil abrumar las plataformas.

Una solución viable

Adquirir un espacio en un Data Center Edge de clase mundial, te permite acercarte a esta tecnología de la mano de las mejores prácticas y con el respaldo de expertos que pueden orientarte para transformar tu empresa, haciéndote prácticamente un traje a la medida para brindarles a tus clientes una respuesta más rápida y una mejor experiencia.

En el caso de KIO Networks, uno de sus diferenciadores más interesantes es su oferta: 29 Data Centers Core y 11 Edge, distribuidos en cinco países: México, Panamá, Guatemala, República Dominicana y España, aunado a sus Centros de Datos Móviles para clientes con necesidades específicas, lo que hará que sea más fácil que nunca para las empresas regionales implementar estrategias avanzadas en la Nube. Aunado a ello, KIO Networks cuenta con acceso local e inmediato a un ecosistema con más de 800 clientes, de los cuáles más de 260 son del sector financiero. Su propuesta incluye ultra baja latencia, un mismo techo y mayor seguridad en conexiones locales; eliminación de costos asociados a pagos con brokers nacionales o internacionales, y, por ende, el aprovechamiento de economías de escala.

Considera que un Centro de Datos dedicado es una propuesta costosa que incluye los gastos de construcción iniciales y mantenimiento continuo, sin olvidar que, con el paso del tiempo, se debe destinar cierto presupuesto a cubrir nuevas necesidades. Por ello, las instalaciones privadas tradicionales imponen una restricción artificial al crecimiento, pues si el crecimiento del negocio supera las expectativas, es posible que no puedan aprovechar las oportunidades debido a recursos informáticos insuficientes.

Por su parte, la computación perimetral ofrece una ruta a la escalabilidad mucho menos costosa, lo que te brinda la posibilidad de ampliar tu capacidad informática a través de una combinación de dispositivos IoT y centros de datos Edge.

El uso de dispositivos informáticos de borde con capacidad de procesamiento también facilita los costos de crecimiento, ya que cada nuevo dispositivo agregado no impone demandas sustanciales de ancho de banda en el núcleo de una red.

La cereza del pastel

Por último, la escalabilidad de la computación de borde la hace increíblemente versátil. Al asociarte con Centros de Datos locales, puedes dirigirte fácilmente a mercados regionales sin tener que invertir en costosas expansiones de infraestructura.

Los Centros de Datos de Edge posibilitan la atención a los usuarios finales de manera eficiente con poca distancia física o latencia. Esto es especialmente valioso para los proveedores de contenido que buscan ofrecer servicios de transmisión ininterrumpida.

También, la información no estructurada (audios, imágenes, fotografías o videos) recopilada por las redes perimetrales puede procesarse localmente para brindar servicios rápidos o devolverse al núcleo de la red, donde los poderosos programas analíticos y de aprendizaje automático la examinarán para identificar tendencias o datos notables. Con esta información, tu empresa puede tomar mejores decisiones y satisfacer las verdaderas necesidades del mercado de manera más eficiente.

Al incorporar nuevos dispositivos IoT en tu arquitectura de red de borde, tu compañía puede ofrecer nuevos y mejores servicios a tus clientes sin tener que ampliar su infraestructura de TI, debido a que los dispositivos diseñados para este propósito brindan una espectacular gama de posibilidades a las organizaciones que valoran la innovación como un medio para impulsar el crecimiento. Un gran beneficio para las industrias que buscan expandir el alcance de la red en regiones con conectividad limitada, como el sector salud o la manufactura.

Fortalecer los ecosistemas digitales implica poner las bases y plataformas para que una ciudad pueda brindar a sus ciudadanos servicios, trámites digitales, infraestructura de interconexión de dispositivos, aplicaciones como semáforos inteligentes, sistemas de videovigilancia proactivos a través de sensores, sistemas de eficiencia de ahorro energético y racionalización de recursos, entre otros.

En pocas palabras y tal y como lo asegura Gartner:

“El riesgo para las empresas es diseñar e implementar redes, sistemas y aplicaciones de próxima generación, pero ignorando las posibilidades de implementación en el borde y los beneficios descentralizados en favor de un Centro de Datos centralizado o un modelo de proveedor de Nube a escala excesiva”.

 

Video

En KIOllege encontrarás información útil para llevar a tu negocio a otro nivel, a través del conocimiento que compartimos en esta plataforma. Inscríbete y no te pierdas de nada ¡mantente actualizado!