Reimaginar el cuidado de la salud a través de la tecnología

Actualmente el cuidado de la salud sigue una filosofía reactiva. Esperamos a tener una complicación médica para revisar nuestro estado de salud y sólo conocemos nuestra condición clínica de manera intermitente; esto incrementa enormemente los riesgos de no detectar a tiempo cualquier enfermedad y llevar un estilo de vida poco sano.

Daniel Kraft, médico-científico e innovador entrenado en Stanford y Harvard, presidente de la facultad de Medicina en Singularity University desde sus inicios, y fundador de Exponential Medicine, propone un sistema de salud basado en la tecnología que confía en que el paciente se involucre con su propio cuidado. La tecnología hoy puede rastrearlo todo, desde la frecuencia cardíaca hasta la presión arterial y los niveles hormonales; ahora, los pacientes tenemos el poder de saber más que nunca sobre nuestro cuerpo. ¿Cómo será tener información minuto a minuto sobre nuestros cuerpos? ¿Cómo cambiarán nuestros hábitos gracias a la tecnología? ¿Cómo la innovación digital cambiará nuestro sistema de salud? Esas son algunas de las preguntas que Kraft responderá este 14 de marzo durante su participación en las Olimpiadas de la Innovación del IMSS.

Pero les adelantaremos un poco de los que hablaremos ese día: de acuerdo con Kraft, es urgente que redefinamos la medicina y nuestra visión del cuidado de la salud. Debemos dejar de promover medicina intermitente y reactiva para fomentar la medicina continua, preventiva, proactiva y personalizada. Para realizar este cambio, la tecnología está aquí para ayudarnos.

Según Kraft, vivimos en la era del “Quantified self” donde existen innumerables wearables e inside-ables que pueden darnos insights de nuestro propio comportamiento a cada segundo. Ya podemos saber la cantidad de calorías consumidas, nuestra presión arterial, temperatura, pasos caminados, postura, la calidad de nuestra respiración, horas dormidas, etc.. Esto nos permite cuantificar y calificar nuestra salud, subir toda esa data a la Nube, dar parte de ella a nuestros doctores y tener un mayor control de nuestra salud. Además estos dispositivos generan tal cantidad de datos que, con los servicios de analíticos adecuados, generan  un historial clínico más completo y preciso que permite promover soluciones más informadas, tanto de prevención, como de diagnóstico y tratamiento.

Actualmente, gracias a las tecnologías de telemedicina, ahora puedes tener consultas vía remota; ya contamos con chat bots que te sugieren, con base en tus datos, qué es lo que requiere tu cuerpo a diario; puedes recibir procedimientos quirúrgicos más seguros gracias a plataformas de realidad aumentada o ser paciente de tratamientos psiquiátricas o neurológicos más precisos y eficientes a través de brain-computer interfaces; los médicos pueden generar diagnósticos más certeros gracias a inteligencia artificial; ya es posible realizarte estudios de laboratorio desde donde estés a través de una aplicación en tu smartphone por muy bajo costo; o bien, mapear tu genoma y saber a qué enfermedades eres propenso, qué medicamentos debes recibir y en qué dosis, todo por $1000 dólares o menos.

Tecnologías exponenciales, como las que acabamos de mencionar, están desplazando el cuidado de la salud de los hospitales, los quirófanos y las clínicas a nuestros cuerpos, a nuestros hogares. Tecnologías de telemedicina, medicina digital, genética, medicina interconectada, nanomedicina, 3D Printing, biología sintética, aplicaciones, realidad virtual, realidad aumentada, inteligencia artificial, sensores o Big Data, nos traen la enorme oportunidad de digitalizar e interconectar la salud y ayudarnos a hacer más eficiente el uso de información, para que así, dejemos de apostar por un cuidado de la salud fragmentado y evolucionemos a la medicina integrada, preventiva. Estas tecnologías nos dan la oportunidad, como pacientes, de estar más atentos a nuestro cuerpo y velar por nuestra salud continuamente.

La tecnología hace posible todo esto y más: hace más accesible el cuidado de la salud; nos ayuda a generar diagnósticos más precisos; nos posibilita conocernos mejor a nosotros mismos; nos permite realizarnos tratamientos y estudios menos invasivos y más eficientes; nos brinda información personalizada; nos permite procurar un mejor estilo de vida.

Y esto es sólo el inicio de un nuevo cosmos tecnológico; si quieres saber más sobre estas tecnologías y otras propuestas digitales de vanguardia, acompáñanos el próximo 13, 14 y 15 de marzo en la segunda edición de las Olimpiadas de la Innovación IMSS en el Centro Citibanamex.

Si quieres saber más sobre este evento, da click aquí.

Comentarios